Just in Time – Ejemplos

¿Quieres mejorar la producción de tu empresa? Mira estos ejemplos de just in time y aprende a aplicarlos en tu emprendimiento y hasta en tu vida diaria.

El just in time, o justo a tiempo (en español), es una metodología de producción industrial, sobre todo a partir de la globalización de los mercados. El objetivo principal de este método consiste en eliminar los desperdicios creados durante el proceso productivo.

La calve de esta metodología es hacer llegar los materiales a las fábricas y los productos a los clientes en el menor tiempo posible. Esto lo logran utilizando los recursos estrictamente necesarios para la producción deseada.

Objetivos del just in time

El objetivo principal del modelo just in time es eliminar todos los posibles sobrantes que se presentan en un proceso de producción. La intención es suprimir las actividades que resultan innecesarias o redundantes como la sobreproducción, las operaciones no necesarias, el almacenamiento de material innecesario, entre otros.

Con esta metodología también se pueden perfeccionar otros aspectos de la producción. Es muy eficaz a la hora de detectar y eliminar desperfectos, lo cual mejora la calidad del producto y genera confianza en el cliente.

Por otro lado, la empresa debe implementar sistemas de mantenimiento preventivo y productivo, evitando el exceso de inventario. Esto es esencial, ya que la sobreproducción conlleva a la empresa a gastos extras y crea problemas respecto a la oferta-demanda.

Otro de los objetivos principales es eliminar todos los momentos de ocio que acaban frenando la producción. En este sentido deben reducirse los tiempos de espera, los de tránsito y los de preparaciones.

¿Conocías estos ejemplos de just in time?

Aunque el just in time se originó en la industria automovilística, en la actualidad existen otros sectores que presentan ejemplos muy bien aplicados de su uso.

Entre los ejemplos de empresas que utilizan el método just in time se encuentra la empresa Toyota, la empresa Dell. Incluso los restaurantes de comida rápida suelen aplicarlo.

Toyota

Entre los mejores ejemplos de just in time se encuentra por supuesto Toyota, ya que esta empresa no solo aplica este método, sino que es su precursora.

Una de sus características es que las materias primas no se aceptan en la planta de producción hasta que se reciba una demanda por parte de un cliente. Una vez exista la solicitud de compra solo se recibe y procesa el material estrictamente necesario para fabricar el producto solicitado.

El resultado de esta metodología ha permitido que la empresa Toyota mantenga su inventario en cantidades mínimas, lo que implica una reducción de los costos operativos. Además, permite a la empresa tener una gran capacidad de adaptación a los cambios en la demanda sin tener que descartar parte del inventario.

APTA

Esta empresa con sede en Gijón, comenzó a implementar el just in time en 1995. Se dedican a la fabricación de componentes para la industria de la automoción, y renovaron su metodología para lograr una cadena de producción más eficiente.

Para ello, consiguieron concientizar a sus trabajadores sobre la gran importancia de su labor individual dentro de la compañía. Esta estrategia se completó con la implementación del método Kaizen, que consiste en perseguir la mejora continua, así como el cero defectos y el mantenimiento productivo.

Restaurantes de comida rápida

Uno de los ejemplos de just in time más predominantes se encuentra en los restaurantes de comida rápida. Estas cadenas de comida utilizan el inventario justo y a tiempo para atender a sus clientes a diario, ofreciéndoles de esta manera un buen servicio.

Es uno de los métodos más recomendados para este tipo de empresas teniendo en cuenta que trabajan con alimentos perecederos y las cantidades no pueden ser excesivas.

Dell

Al momento de valorar ejemplos de just in time vale la pena estudiar el caso de Dell. Esta empresa informática utiliza este método con el fin de aprovechar los recursos de sus proveedores para lograr sus objetivos. ¿Cómo? Pues les es más sencillo solicitar continuamente materia prima en lugar de tener grandes almacenes.

La efectividad del método es notoria pues Dell se caracteriza también por plazos de entrega excepcionalmente cortos a sus clientes. Esto no solo les crea buena fama entre sus compradores, sino que también evita que Dell mantenga ese inventario por tiempo innecesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*