Hace dos escasas semanas WikiLeaks destapó la red TrapWire, una herramienta diseñada por ex agentes de la CIA en el año 2004 y que se alimenta con diversos algoritmos para combinar los datos de la red de cámaras de vigilancia de Estados Unidos y analizar de forma individual a cada ciudadano usando tecnologías de reconocimiento facial.

Pero aprovechando el tirón mediático que todo esto esta produciendo en los últimos días, William Binney, un ex-miembro de la NSA, ha declarado en una entrevista para la revista Democracy Now que el Gobierno posee las copias de la mayor parte de los correos electrónicos enviados y recibidos en Estados Unidos. Binney abandonó la agencia tras el aumento de la vigilancia sobre los ciudadanos desde que Obama llegó a la presidencia.

Según William, AT&T es una de la empresas que habrían participado en el sistema de vigilancia, entregando al gobierno más de 300 millones de registros de comunicaciones en el país.

El funcionamiento de este sistema es interceptar una transmisión en las cámaras de vigilancia que hay por todo el país, donde se construyen perfiles de cada persona que aparece en ellas. Al parecer, el plan que bien podría tacharse de ciencia ficción se continuará desarrollando por parte de la NSA con un centro de datos en Utah, que podrá almacenar más de 100 años de comunicaciones electrónicas.

¿Os suena todo esto? Quizás hayáis visto la serie Person of Interest, y sino deberíais echarle una ojeada, retrata tal cual la misma intromisión a la privacidad del ciudadano por parte del gobierno de Estados Unidos.

The following two tabs change content below.
Etiquetas: , , , ,

Artículos relacionados: